Expediente

El blues del pangolín

Para Éric Sarner

 

 

Bajo sus escamas durmientes el reptil mutante se sacia de hormigas.

De termitas. Espantoso afrodisiaco. Cura migrañas agudas.

Nocturno y solitario. Se le destina a la farmacopea tradicional.

Doce toneladas de escamas decomisadas en China. O sea 20,000 individuos.

Él designa al Hombre como una especie en vías de rápida desaparición.

Queratina de uñas. Queratina de escamas. Armadura impenetrable.

Ahora ataca al hormiguero humano. Sopa exótica.

Tras aspirar 70 millones de hormigas al año con su lengua.

#WorldPangolinDay #Suba la foto de su pangolín preferido.

 

En unas cuantas semanas. Frenado el mundo parece metamorfoseado.

Por el silencio exterior. Por los dramas íntimos. Al interior.

Los vecinos se querellan en un cruel domingo permanente.

Los gatos. Salvajes o no. Al fin volvieron al jardín.

Olfatean la trampa. Patas de terciopelo en el rocío de la primera hora.

Los pájaros dudan. Pían. Dejan ramas y follajes.

Los coches están detenidos. Animales de acero lisiados. De pronto

áfonos. Los péndulos navegan al revés. Caos calendárico.

Las manecillas se doblan. Se enroscan. Nos desafían con sus morgues.

 

Murciélagos grises sobrevuelan el mercado húmedo de Wuhan.

Y por qué no el siniestro laboratorio P4. Un complot químico.

Drones y satélites controlan a nuestros amigos dispersos en el planeta.

Sobrevuelan México. Singapur. Los suburbios de Bombay.

Los cocodrilos de las riveras del Nilo. La isla de los muertos cercana al Bronx.

La fosa común de Hart Island. Ataúdes alineados como fichas de dominó.

Pronto los cubrirán paladas y paladas de tierras tenebrosas.

Incesante baile del cielo espía que filma al amor en cuarentena.

Nuestra dificultad para respirar. Para pensar los invisibles de lo cotidiano.

 

Poesía viral. El domador de palabras Marcel Moreau sucumbe

en soledad. De Covid-19. Temprano en la mañana en un Ehpad[1] de Bobigny.

A dos estaciones de metro de aquí. A penas. El sábado 4 de abril de 2020.

Releer La tierra infestada de hombres.[2] Volver a ver El planeta de los simios.[3]

De pronto nos hacen falta salvoconductos para ver la luz del día un instante.

Y estoy solo encerrado demasiado lejos de la que amo. ¿Hola? ¿Hola?

 

Traducción del francés de Conrado Tostado

 

 

[1] Asilo de ancianos. Établissement d’hébergement por persones agées dependantes (EHPAD), literalmente Establecimiento de albergue para personas mayores dependientes. (N.del t.).

[2] Novela del escritor belga Marcel Moreau, publicada en 1966. (N.del t.).

[3] Novela del escritor francés Pierre Boulle, publicada en 1963, famosamente llevada al cine por el director estadounidense James Schaffner en 1968.

La Bitácora del encierro es un proyecto de la UAM Cuajimalpa