Expediente

Desvío de un volante distribuido en Madrid para utilizar dialécticamente la contaminación del coronavirus

Si ves que tu vecino arroja la luna

al basurero no recites plegarias

Mejor roba un sol

y llénalo de sonrisas

de puños y de dinamita

Y haz que exploten la calle y las vitrinas

Destruye los recibos del banco y las tarjetas postales

de la muerte

No le hagas al policía

 

Si notas que no hay máscara

que le sirva para pasar de largo frente

a su fábrica obligatoria

no le hagas caras

mejor dale un antifaz de carnaval

que le permita respirar riendo

Y propínale una golpiza a ese empresario rapaz

que vive en tu casa

No le hagas al policía

 

Si escuchas que tu vecino tose

en las tuberías

no te asomes a la ventana

a ver si sale

de compras al supermercado

mejor pregúntale si necesita luz

y arroja tu ventana entera por la ventana

y todas tus puertas por la puerta

Convierte al infierno en paraíso

No le hagas al policía

 

Si ves gente caminando en tu barrio

no llames al 911

quizás vayan a una manifestación

quizás preparen una huelga general de obediencia

para burlarse de esos monos uniformados

que dejaron tuertos a los obreros

y pusieron de rodillas a los niños

en las escuelas

No le hagas al policía

 

Si sales a la calle

no mires con odio

a la gente que te rodea por temor

a infectarte

Mejor da los buenos días en las paradas del autobús y en las aceras

Canta poemas de esperanza

Reviéntales las llantas a los policías

llenos de virus-pendejadas

Afila nuevas estrellas

arrancadas a las calles de la nada

y reviéntales los ojos

No le hagas al policía

 

Si encuentras a una enfermera

en la plaza llena de gases lacrimógenos

lanzados por los comisarios políticos

crucigramas enlatados

no cambies de acera

Ayúdala

Quiérela

Recuerda

Rompe la TV nueva Gestapo

Haz que se traguen sus componentes

tras los aplausos del noticiero

de las ocho

No le hagas al policía

 

Di a esos cabrones

que controlan las pantallas

que somos virus

que llegamos a todas partes

al interior de sus castillos

sobre sus tapicerías y sus perros

a sus tumbas

y comisarías

Dispara tus sueños de amor a quemarropa

al calendario de sus fiestas

No le hagas al policía

 

Pídeles a tus hijos que arrojen

pañuelos infectados

a los cabellos fotografiados

por guillotinas

en el papel higiénico de las identidades

Escupe en las jetas perfumadas

de los comisarios políticos

Jala la cadena del excusado

en sus sonrisas en forma

de culo

No le hagas al policía

 

Si hemos de morir

incluso si ya estamos muertos

hace tiempo

estornuda

tose

escupe

vomita sobre ellos

contamínalos

Escribe un poema que nunca puedan amar

Canta A la rorro niño a la rorro ya

¿Estrellita dónde estás?

y la Marsellesa anarquista

No le hagas al policía

sobre todo cuando decretes la fiesta libre

en la gran rueda

donde serán colgados

Aplaude cuando se orinen sobre ellos

cabalgando caballitos de carrusel

No le hagas al policía

 

Etc…

Poema para que lo completes

tú, que lo estás leyendo

 

 

 

Traducción del francés de Conrado Tostado

 

http://sergepey.fr/

 

La Bitácora del encierro es un proyecto de la UAM Cuajimalpa