Expediente

Boleto de viaje y 1945

BOLETO DE VIAJE

 

Escribimos para no volvernos completamente locos, para que las arenas de los segundos se junten un poco.

Olivier Barbarant

 

Construimos ruinas

Mañana o pasado

Sólo quedará el polvo

De nuestros desechos

Nucleares y tres o cuatro

Blockhaus

Amurallados en el muro del Atlántico

 

Entretanto evoco melancólico las envolventes

horchatas, las almibaradas granadinas y las guindas

agridulces en la joven boca de nuestros besos

 

La noche de los tiempos deja esa sal

Que rastrillan los salineros de

La bóveda lacustre de estrellas

 

Qué tiempos son esos de los que sólo

Conozco sus fanfarrias

Que se alejan y atenúan

 

Qué noches son esas de las que sólo

Conozco su venda

Sobre mis párpados pesados

 

Construimos ruinas

Torres

Ciudades de acero y vidrio

 

Excavamos

Tumbas moradas

Templos con

Pinceles de maquilladoras

Y palas

Para reanudar con quien nos

Hizo lo que somos

Restituimos la vida en 3D

Data & Cloud

 

Entretanto me ocupo, lejos de las diez mil

cosas del mundo, de las calabacitas y los jitomates

de mi jardín o de las tiernas hierbas que el viento

enmaraña al pasar su mano por los sembradíos

 

Mañana o

Más tarde sólo quedará

El polvo

De cuerpos divagando en el

Vacío no ocupado

Del carrusel condecorado con una

Constelación

 

Los bosones[1]

Que tanto perseguimos

La luz y

La energía

Se desvanecen sin línea

De horizonte

 

Buscamos

En el diseño de las manzanas

Partidas en dos

Asteroides Cometas

Pepitas

 

Descendemos

Por las fauces de la ballena

De Jonás por el hoyo

Negro de la orca de Pinocho

La inteligencia artificial arroja

Sus heces

Eléctricas y cortocircuita

Sus neuronas

Porque ya no requiere

Humanos

A quienes infantilizar con deportes

Guerras y

Medios marionetas

 

Entretanto tu belleza me electrocuta en la muchedumbre,

Recuerdo mi miedo de acercarme a ti, de

Atraerte contra mí, de despertar tormentas amorosas

en nuestras cinturas y perderte, a ti y a este entusiasmo

 

Los pueblos mueren y no hay

Culpables

No hay castigo sólo el precio

A pagar por

La tecnología y los dividendos

 

El asesinato ya cotiza en

La Bolsa

Las mentiras de la banca

El pillaje

Los seguros el embargo

Las mafias

Refuerzan a los hackers de

La red para robar

Engañar y sembrar el odio

 

Los fantasmas digitales se

Disiparán

Por sí solos la memoria de

Nuestras máquinas

Se mostrará vacía de pronto la

De los hombres

Sufrirá lobotomía general

 

Entretanto en la duermevela del placer saciado,

mi mano busca a tientas en el hueco de la cama deshecha

la estrella de mar de tu cuerpo desnudo largamente expuesto

a las estrellas, estremecidas de ver salir un sol cruel

 

Construimos ruinas

Sobre las ruinas

Que vendrán La oruga de los sexos

No se volverá

Mariposa Sócrates tenía

Razón: nada

Se puede contra los rumores

 

Entretanto retirado en mí en un voluptuoso

Mutismo escucho a la lluvia coser largamente a

Máquina y llegar al dobladillo de las últimas brumas

Con sus encajes negros en los follajes de mi ventana

 

El océano recobrará su

Lugar en la

Tierra Los pájaros lanzarán sus

Últimos gritos

Antes del fuego pantagruélico

De los soles

La noche nos arrastrará en

Su gran

Dominó Erigimos

Ruinas

Aquí nada está hecho para durar

Y está

Bien así: no es ni castigo ni

Venganza

El bien y el mal permanecen

Inseparables

Pero no hay culpable

La carnicería

La furia de los hombres el bien

Y la belleza

Colaboran en esta vida testaruda

 

Construimos ruinas

Porque sabemos

Que serán hermosas y nos

Gusta tocar

Contemplar lo bajo y lo alto

Todo lo que

Se vuelve belleza más que

A nosotros mismos

Y ese caos de un principio sin final

 

Entretanto leo un poema, en voz baja

con mucha lentitud, para que lo escuche por todas partes el fuego

que duerme en el bosque, el hermoso calor de tu

cuerpo y lo que de nube supone la esperanza

 

Construimos ciudades

Para nuestras tv

Videos farmacias máquinas

Drogas

De todo tipo y amor

Langostas

En jaulas para dispersarlas

En el espacio

Donde las estrellas se alejan y

Erran

Tras un horizonte invisible

 

Entretanto descansas en mi pecho

posas tu beso de paz en mi piel y

tu aliento calmado devasta la frágil pasividad

de mi alma mientras afuera asciende el

ligero acorde de los bosques, del mar y del viento

 

 

 

1945

 

45 fin de los nazis 89 fin del

Muro aún se mata

Luego fin del humanismo

Y regreso de las religiones

Lo virtual domina la vida

 

Cambiaron las reglas del juego

Pero sigue siendo un juego

Donde

Pocos tendrán demasiado para

Que muchos tengan

Poco

 

Las redes sociales

Mataron a la palabra la imagen ya no

Es creíble Los años

Se cuentan al revés

¡La pandemia persiste!

 

La juventud cree lo que

Dice los viejos olvidan

Lo que hicieron al final se

Escribirán versos semejantes a

Drones silenciosos…

*

 

Traducción del francés de Conrado Tostado

[1]En física cuántica, los bosones son partículas elementales, como los fotones, que se comportan de acuerdo con las teorías de Albert Einstein y del físico bengalí Satyendra Nath Bose, de quien toman su nombre.

La Bitácora del encierro es un proyecto de la UAM Cuajimalpa